Ruta de Valle del Lago PR. AS-15.1

Capital del Concejo de Somiedo

Comienza el itinerario en el pueblo de Valle de Lago, a donde se accede desde Pola de Somiedo tras ocho kilómetros de empinada carretera. Situado a 1.200 metros de altitud, Valle de Lago es una localidad alargada dividida en cuatro barrios: Ribaluenga, La Caleya, La Quintana y L'Auteiro. Desde este último sale una pista que asciende paralela al río del Valle. Aunque la pista es apta para el tráfico rodado, éste se ha restringido al relacionado con las explotaciones ganaderas y la gestión del Parque, por lo que el ascenso se realizará a pié, estacionando el vehículo antes de llegara L'Auteiro.

La pista sube entre los prados de siega instalados sobre el fértil fondo de valle y un frondoso hayedo que ocupa la ladera del otro margen del río, menos expuesta a la insolación y con mayor grado de humedad ambiental. Se prosigue por una zona arbolada, para dejar atrás otro camino que arranca a la izquierda. Enseguida, se alcanza una segunda bifurcación en la que se toma el desvío a la izquierda para arribar a la Pradera del Valle y, tras una corta subida, alcanzar el denominado Lago del Valle.

En días muy soleados conviene tomar, para acceder al lago, un camino alternativo que aunque más largo puede resultar más descansado. En la última bifurcación señalada, debe tomarse entonces a la derecha, para tras cruzar el río ascender por debajo del hayedo que puebla la ladera izquierda del valle, por el camino que conduce a la Braña de Murias Liongas. Sin llegar a la braña se abandona el camino principal en un pronunciado zig-zag al lado de un muro de piedra, se desciende entonces por el sendero que remata contra el muro de contención del Lago del Valle, destino final de la ruta. Si se 0pta por realizar la excursión siguiendo la segunda variante, debe recordarse la necesidad de respetar las propiedades y evitar el tránsito por las praderas que tengan hierba alta.

El Lago del Valle, también conocido como Lago del Ajo, es con sus 24 ha el de mayor superficie de Asturias. Sus actuales dimensiones son producto de las obras de recrecimiento efectuadas para el aprovechamiento hidroeléctrico en la central de La Malva. El lago se sitúa al pié de un espléndido circo glaciar, origen de una lengua que se extendía valle abajo. Se evidencia en la clarísima visión de su sección, en forma de U.

Tanto por un itinerario como por otro el lago no se ve hasta llegar a él. En cambio, es fácil avistar rebecos en las laderas que bordean el camino, corzos en las praderías y diversas rapaces surcando el cielo, especialmente ratoneros y gavilanes.